martes, 11 de diciembre de 2012

365 días... 2 vidas

El día 30 de noviembre de este año 2012 voy a recordarlo durante la posterioridad, no cabe duda. Todo tiene una explicación y voy a intentar contar no lo que ha pasado, si no lo que HE sentido y vivido en ese momento y en los 365 días previos a ese momento.

Realmente han sido más de 365... concretamente desde el nacimiento de este blog.
En ese momento estaba en lo más cercano al infierno personal que he podido vivir en 24 años de existencia.
El dicho aquel de "cuando algo viene, se junta todo" pues así ocurrió y la recta final del 2011 fue un cúmulo máximo que fui aguantando desde comienzos y explotó a finales...

Este blog nació como "consuelo" de esos sucesos, que se acrecentaron al finalizar una relación de bastante tiempo... pero realmente había otros problemas que también minaban mi vida.

Algo más de un año después del nacimiento de este blog, las cosas han cambiado y para bien, para muy bien.
Se podría decir que han sido 2 vidas en 365 días...

Los últimos tres meses del año 2011 fueron lo más cercano al apocalipsis y los 3 primeros del 2012 se suavizaron pero siguieron siendo horribles.
Los meses previos a la recta final del 2011 tenía un apoyo pero fueron meses excesivamente duros.
Los meses después hasta el magnífico 30 de noviembre del 2012, desde el propio comienzo de año, fueron suavizándose hasta convertirse en maravilloso.

Ha sido una carrera larga en la que atraviesas una cuesta muy empinada y llevas ya mucha carrera... Estás cansado, extenuado, no puedes continuar... y de repente la cuesta va pasando a ponerse recta y acaba siendo hacia abajo...

La carrera tuvo un punto de inflexión que fue cuando nació este blog. Ahí empezaron las cuestas hacia arriba... muy arriba.
Y después hubo otro punto de inflexión llegó antes de verano y se concretó el 1 de agosto cambiando de piso y de compañía... de la mejor que podía tener.

Ahora, después de que el día 30 de noviembre a eso de las 9 de la noche llorase de felicidad como cuando te quitas el mayor de los pesos, he vuelto a vivir.

El tiempo existe, sinceramente, y pasa, y sigue pasando, y pone en su lugar a cada uno... es cierto.

Si alguien lee esto... ¡VIVE! Merece mucho la pena... SIEMPRE.

Porque la vida puede ser maravillosa... en cualquier vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario